Pearl Jam. Lightning Bolt

lb_coverVamos a ver. Pretender que a estas alturas de la pelicula, Pearl Jam vuelvan a hacer un disco que suene como Ten, es no haberse enterado de la misa la mitad, con respecto a la carrera de los chicos (ya no tanto) de Seattle. Estamos hablando de una de las carreras más honestas y claras de la historia del rock, y seguramente sea esa honestidad haya provocado el mantenerse juntos a lo largo de tanto tiempo. Pocas veces se ha podido decir de un grupo que no se ha vendido y que han creído y creado su propio camino con sus altos y sus bajos. Seguramente esas voces que se escuchan que se esperaban algo más parecido a los PJ de Ten y VS., seguramente sean los mismos que critican a Fito o Jarabe de Palo por sacar discos iguales. En fin…

El caso es que después de varias escuchas creo que ya se puede comprender perfectamente lo que es Lightning Bolt. De primeras parece un buen disco, sin más. Un disco de bien a notable, porque suena realmente bien. Pero cuando ya llevas varias escuchas te empiezas a dar cuenta de que es un disco que te engancha y te atrapa. Y para mí, el que empiece con una canción como Getaway hace que me entren ganas de volver a oirlo, de darle otra oportunidad, que al fin y al cabo es lo que hace que de verdad empieces a descubrir esos matices que convierten ese disco en un gran disco.

De julio a octubre les ha dado tiempo a sacar 2 singles: Mind your manners y Sirens. El primero muy cañero, una canción brutal y una declaración de intenciones (o esos creíamos); el segundo una balada, sin más. Lo que ocurre es que si te gusta PJ ya sabes que siempre hay algo más, y tanto que lo hay. McGready sigue siendo uno de esos guitarristas con sentimiento, y que además lo sabe transmitir como lo vuelve a demostrar en el punteo que se marca en Sirens, Gossard esta perfecto como siempre, al igual que Ament. Nada ha cambiado después de reescuchar los singles y eso tranquiliza.

pearl-jam-mind-your-manners-screenshot_0Y cuando te quieres dar cuenta, y gracias a regalos que nos han dejado en youtube, Lightning Bolt está en la calle. Y lo escuchas entero. Y no entiendes que hace Pendulum ahí, pero lo vuelves a escuchar y te pone los vellos de punta. Has pasado de largo una canción como Lightning Bolt, pero luego te das cuenta que es una canción que te machaca y te hace venirte arriba. Que el ritmo y la cadencia de My Father’s Son es diferente y que Vedder sigue siendo el de siempre, y acabas con Future Days, una balada tan encantadora y emocionante que cuando acaba, en lo único que piensas en el volver a escuchar el disco entero.

Y te ha vuelto a pasar como con Backspacer, que pensabas que era un disco del montón. Pero le has tenido que subir la nota. Lightning Bolt acaba siendo un disco de notable algo. Un discazo, sin duda que vuelve a reafirmar esa honestidad de los de Seattle. Altamente recomendado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en arte musica, musica y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s