Una historia: Pearl Jam vs. Soundgarden

Os voy a contar una historia:

A principios de los 90 en Seattle, la ciudad más grande del estado de Washington, se estaba empezando a cocinar algo que musicalmente marcaría el sonido del rock de los años 90. Estamos hablando de unos años antes de la brutal y definitiva aparición de Nirvana y su lider, Kurt Cobain.

Es curioso como las historias tienen una curiosa manera de entrelazarse. Antes de la aparición de Pearl Jam y Soundgarden como grupos globales, una banda llamada Mother Love Bone parecía que sería quien rompería con todo. Este grupo lo formaban, entre otros, Jeff Ament y Stone Grossard, bajista y guitarra respectivamente de Pearl Jam unos años más adelante. Al frente, Andy Wood, un polifacético líder al que sus coetáneos admiraban como ejemplo a seguir y del que nadie dudaba como figura referente  de un movimiento emergente y que empezaba a rodar. Pero Wood muere de sobredosis de heroina unos meses antes de la publicación del album de debut: Apple. Estamos en 1990, 2 años antes del Ten…un año antes de Badmotorfinger…Un disco sorprendente a escuchar y degustar, sin duda. Un album que se convierte en disco de culto y una prueba del potencial que llevaban estos chicos entre sus manos.

El caso es que de entre grupo de amigos de instituto, se encuentran también Chris Cornell, cantante de un grupito llamado Soundgarden; y un recién llegado surfero de San Diego llamado Eddie Vedder. Tras el shock de la muerte de Wood, deciden grabar algo para recordarlo y forman un momentáneo grupo llamado Temple Of The Dog, donde firman temas increíbles como Hunger Strike. Un disco que reúne, sin querer, a dos grupos que van a romper con todo y que van a reconocer a sus dos vocalistas como dos de las voces más reconocibles de la música rock.

Un año más tarde Vedder, se junta con Grossard y Ament para formar banda. La llaman Pearl Jam y su disco de debut Ten, se convierte en disco generacional donde los haya, con permiso de Nevermind, claro. Cornell, seguirá al frente de su banda Soundgarden, que eclosiona definitivamente con su album Badmotorfinger. Ambos aprovechan el impulso de Temple Of The Dog y la historia que sigue es de sobra conocida.

El caso es que sigue siendo curioso como la historia va creando lazos involuntarios de gente que se encuentran y que forman, casi sin quererlo, en una generación. La ecuación es simple: Un momento + Un lugar + Unos Genios. Una fórmula que curiosamente se repite a lo largo de la historia de los movimientos artísticos una y otra vez…en diferentes formas y estilos. Chris Cornell habla de esa época como de unos raros de extraña hermandad, contando incluso la anécdota de que tocando como teloneros de los Ramones, creo que fue Joey quien se le acerca, y le cuenta que le sorprende que en Seattle todos los grupos colaborasen entre ellos y no se tiraran los trastos a la cabeza. Impensable para Nueva York y menos para el punk.

Veinte años más tarde siguen apareciendo como viejos y buenos amigos ambos grupos, y resulta llamativo el verles tocar juntos en la actualidad y pensar cuando lo hacían hace 20 años. Antes de todo. Cuando se encontraron para recordar a un amigo. Después de haber recorrido el mundo haciendo lo que les gusta, vendiendo innumerables copias de cada trabajo, y habiendo llenado estadios de cualquier parte del mundo…¿Qué se contaran?.

¿Cual será la siguiente?.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en arte musica, musica. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s